Haga clic y visite en Haiti la pagina web de:

 

El Rey responderá: "Les aseguro que todo lo que

hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más

pequeño, lo hicieron por mí."

E-Mail

     Lo que dicen nuestros actos Lo que dicen nuestros actos 

 

Conducir en Madrid, particularmente, aunque también en otras muchas ciudades, se ha convertido en una actividad no apta para todos los públicos.

No sólo se trata de gestionarse con toda la cantidad de coches que mueve diariamente una ciudad como ésta, sino que principalmente el objetivo es no contribuir a una úlcera cada vez que se coge el coche. La sensación general cuando uno va al volante en una gran ciudad ya no sólo es que “aquí, el que no corre, vuela” sino que, literalmente, esto es “la jungla”. Cada cual va a lo suyo, busca su propio beneficio, qué duda cabe, ya sea llegar antes, mostrar algún tipo de supremacía (o de carencia) al volante, o simplemente ir a su propio ritmo, al margen de convencionalismos o normativas de circulación. Pero en cualquiera de los casos, sea cual sea la situación, lo que no es discutible es que nuestros actos en carretera, como en otras áreas de la vida, hablan de nosotros, de lo que somos, de lo que sentimos, de lo que pensamos, de lo que nos importa o de lo que nos resbala, en definitiva.

Leer más...
 
E-Mail

   
 La ansiedad: remedios naturales

La ansiedad: remedios naturales

 El ser humano, en sus claras limitaciones y bien consciente de que no puede abrazarlo ni controlarlo todo, ha tenido siempre, desde sus orígenes, una clara tendencia por afanarse en aquello que no puede conseguir o controlar. La ansiedad tiene mucho que ver con esto y se puede manifestar de muy diversas formas , desde en un traje de preocupación, de incertidumbre acerca del futuro, hasta en aspecto de “ataque” físico, lleno de síntomas en nuestro cuerpo y de angustia, en definitiva.

Leer más...
 
E-Mail

   
 
Tu ánimo no me sirve

Tu ánimo no me sirve

Es sorprendente la frecuencia con que nos golpea la desgracia aunque, si lo pensamos bien, mucho menos de lo que podría . Somos seres frágiles, aparentemente a merced de las circunstancias que nos rodean, aunque bien protegidos por otra parte por la mano del Todopoderoso, que no permite que ni un cabello de nuestra cabeza caiga al suelo sin Su consentimiento. Todo esto en medio de un tiempo y espacio convulso que no deja de mutar y cambiar hasta el punto de que nos preguntemos a menudo cuándo cesará la espiral de dolor en la que el mundo está inmerso. Guerras, tragedias naturales, crímenes de unas personas contra otras, traiciones y abandonos, negligencia y ataques… Cualquiera de las posibles maneras en que podemos ser tocados por el dolor y la desgracia revolotea a nuestro alrededor con una frecuencia e intensidad de la que casi nunca somos conscientes más que en una muy pequeña medida. Y esto es algo de agradecer, porque si fuera de otra manera, probablemente nos volveríamos locos.

Leer más...
 
E-Mail

   
 
La paradoja del Dios ausente

La paradoja del Dios ausente

    Me confieso una fan de las series de televisión. Para ser más específica, de algunas series de televisión. Cuando digo esto muchos no lo entienden, pero para mí es como ver una buena película que dura muchas, muchas horas y que, además, te permite profundizar en los personajes y abundar en detalles de la historia que, de otra manera, pasarían desapercibidos.  Me ha llamado la atención cómo, en muchas de ellas, incluso en las que aparentemente menos pudieran tener cualquier tipo de interés en debates de índole religiosa, son numerosas las referencias a la existencia de Dios, a su presencia o ausencia en los males del hombre… y sobre todo  me sigue provocando una ligera sonrisa en el rostro contemplar cómo, en el fondo, por mucho que sigamos cuestionándonos a Dios y todo lo que éste implica, no dejamos de referirlo bajo cualquier pretexto.  En el fondo, y esto se nos olvida muy a menudo, si Dios no existe, ¿por qué dedicarle tanto tiempo y esfuerzos a desmontar Su existencia?
Leer más...
 
E-Mail
   
 
¿Qué le dice el pasado a tu fe?

 ¿Qué le dice el pasado a tu fe?

 

    Josué hijo de Nun envió desde Sitim dos espías secretamente, diciéndoles: Andad, reconoced la tierra, y a Jericó. Y ellos fueron, y entraron en casa de una ramera  
 que se llamaba Rahab, y posaron allí.Y fue dado aviso al rey de Jericó, diciendo:  
 He aquí que hombres de los hijos de Israel han venido aquí esta noche para espiar la tierra. 
 Entonces el rey de Jericó envió a decir a Rahab: Saca a los hombres que han venido a ti, y han entrado a tu casa; porque han venido para espiar toda la tierra.Pero la mujer había tomado a los dos hombres y los había escondido; y dijo: Es verdad que unos hombres vinieron a mí, pero no supe de dónde eran. Y cuando se iba a cerrar la puerta, siendo ya oscuro, esos hombres se salieron, y no sé a dónde han ido; seguidlos aprisa, y los alcanzaréis. 
 Mas ella los había hecho subir al terrado, y los había escondido entre los manojos de lino que tenía puestos en el terrado. Y los hombres fueron tras ellos por el camino del Jordán, hasta los vados; y la puerta fue cerrada después que salieron los perseguidores. (...)

Leer más...
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Final >>

Seminario Teológico Verbo para las Naciones - www.seminariovpln.cl


Iglesia Carismática La Casa del Señor, A.Barros Errázuriz 1957, Providencia Santiago de Chile.
Tels. +56  229634470  E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla   Marque desde movil +56229634470